Viaje a Sri Lanka en 16 días

Nine Arches Bridge

Templos antiguos, playas paradisíacas, montones de lagos, excursiones por la montaña, parques nacionales, muchas cascadas, animales de todo tipo y, sobretodo, la gente más hospitalaria de toda Asia. ¿Quieres conocer un país así? Entonces Sri Lanka debe ser tu próximo destino. Una isla que te sorprenderá por su diversidad y belleza. Acompáñanos en nuestro viaje a Sri Lanka

Además, Sri Lanka tiene una rica historia y cultura, influenciada por el budismo, el hinduismo y en menor medida el islam y el cristianismo. Podrás visitar templos impresionantes, fortalezas coloniales, ciudades antiguas y monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y por si fuera poco, Sri Lanka también te ofrece una buena gastronomía, basada en el arroz, el coco, las especias y los mariscos. Eso sí, ¡el picante está en todas partes!

En nuestro viaje a Sri Lanka recorrimos las principales zonas del país: playas de ensueño en el este y el sur del país, las ciudades antiguas con patrimonio cultural brutal, las tierras altas donde se cultiva el mejor té del mundo y Parques Nacionales para ver todo tipo de animales entre otros. Esta isla ofrece un poco de todo y es ideal para aquellos viajeros que les gusta mezclar aventura, excursiones y también algo de relax. A nosotros nos ha enamorado y estamos seguros que a vosotros también 😉

DIA 1: NEGOMBO – SIGIRIYA

Nuestro viaje a Sri Lanka da inicio en Negombo, una ciudad al norte de Colombo en la que se ubica el aeropuerto principal del país. Llegamos desde Emiratos donde hemos hecho una parada de un día en Dubai y a las 7:00h de la mañana ya estamos recogiendo el que será nuestro compañero de viaje durante toda la ruta… ¡un magnífico Tuk Tuk rojo! 16 días de ruta con este original vehículo, seguro que anécdotas no van a faltar. Tras unas breves clases para aprender a conducirlo, ¡arrancamos la aventura!

Tenemos un largo recorrido hasta nuestro hotel en Sigiriya pero antes paramos en Yapahuwa, donde quedan algunos restos de lo que fue una fortaleza ubicada alrededor de una roca de granito de casi 100 metros de altura. Se puede subir hasta arriba y disfrutar de unas preciosas vistas. Además s cuenta que aquí fue encontrado el relicario sagrado de Buda que ahora reside en el famoso Templo del Diente de Buda de Kandy.

Lion Rock Sigiriya
Vistas de la Lion Rock desde Pidurangala

Decidimos dejar para mañana la visita a las cuevas de Dambulla y seguimos nuestra ruta en dirección a Sigiriya con el objetivo de llegar a subir la roca de Pidurangala para ver la puesta de sol con las mejores vistas posibles de la Lion Rock. El sol se pone entre 18h y 18.30h así que hay que aprovechar al máximo las horas de luz solar, ya que cuando se va poco más se puede hacer. En 25 minutos se alcanza la cima de Pidurangala y además de las increíbles vistas sobre la Lion Rock, tienes vistas 365 grados de toda la zona. Super recomendable subir aquí. Terminamos el día cenando en un restaurante local muy auténtico: Liya Restaurant.

DIA 2: DAMBULLA – ANURADHAPURA

Nuestro segundo día de viaje a Sri Lanka en Sigiriya pero con la vista puesta al siguiente destino. Tras el desayuno nos dirigimos a la Lion Rock para observarla más de cerca. Esta enorme roca de granito de 180 metros albergó un palacio en la parte alta y construyó una puerta en forma de un enorme león. Hoy en día solo quedan los restos de lo que un día debió ser una maravilla del mundo. Decidimos esta vez no subir a la cima y seguir nuestra ruta hasta el Templo de Oro de Dambulla.

Dambulla Rock Temple Sri Lanka
Templo de Dambulla

Este templo consta de un complejo de cinco cuevas de diferente tamaño y decoración en su interior, con paredes pintadas y un gran número de estatuas de Buda. Es una visita relativamente rápida ya que el templo no es demasiado grande pero merece la pena. Continuamos nuestro viaje pero en el camino nos desviamos un poco para ir a visitar el Buda de Aukana: una estatua de Buda de 12 metros de altura tallada en una sola pieza de granito en el siglo V d.C. y se considera una obra maestra del arte budista. Se dice que el trabajo lo hizo un solo hombre y tardó 7 años en terminarlo.

Tras comer algo rápido por el camino, llegamos sobre las 15:00h a Anuradhapura, capital de Sri Lanka desde el siglo IV a.C. hasta el siglo XI d.C. Esta ciudad antigua contiene muchísimas ruinas, templos budistas, estupas… entre las cuales destacan Ruwanwelisaya (la estupa más grande del país), Abhayagiri Vihāra y Jetavanaramaya. Para visitar toda la zona podrías tranquilamente dedicarle un día entero. Nosotros le dedicamos casi 4 horas y pudimos ver las zonas principales de la cuidad. No hay una ruta marcada ni un camino a seguir y la mejor forma de visitarlo es con un tuk tuk, una bicicleta, o un coche con conductor. Andando se podría llegar a hacer pero no merece la pena por las amplias distancias.

Jetavanarama Dagoba
Jetavanarama Dagoba en Anuradhapura

La entrada que incluye el acceso a los principales puntos de interés cuesta unos 25$ por persona, nada barato en comparación al resto del país. Además, como las zonas a visitar abarcan una zona tan amplia tampoco existe una entrada con su taquilla como tal. A nosotros nos pararon con el Tuk Tuk cuando ya llevábamos casi 2 horas por la zona para vendernos los tickets, asi que os recomendamos que hagáis lo mismo… tened marcados los puntos a visitar y en algun momento alguien os parará para haceros pagar. Tras todo el recorrido cerramos el día con un baño nocturno en la piscina del hotel y una rica comida local.

DIA 3: MIHINTALE – TRINCOMALEE

Tercer día de viaje a Sri Lanka y nos dirigimos hacia las playas de la costa este del país que a priori las que gozan de mejor clima en esta época del año (agosto). Aun así, por el camino tenemos una visita muy interesante que hacer en Mihintale, a 15 kilómetros de Anuradhapura.

Este recinto de templos tiene un significado especial para Sri Lanka ya que está asociado a la llegada del budismo en el país. La ascensión hasta la cima del recinto es bastante asequible y en unos 15 minutos se puede hacer desde el aparcamiento. En el recinto vamos a encontrar diferentes puntos de interés entre los que destacan una estatua blanda de buda situada en lo alto de una roca, una gran dagoba del mismo color, y una roca-mirador desde donde se puede tener una buena vista de todo el recinto e incluso divisar a lo lejos las grandes dagobas de Anuradhapura. Sin duda vale la pena la visita.

Buda en Mihintale Sri Lanka
Buda en Mihintale

Seguimos nuestro camino y tras aproximadamente 2 horas de viaje llegamos a Trincomalee, una ciudad relativamente grande que nos servirá de punto base para explorar las playas cercanas. La misma playa de Trincomalee (Dutch Bay) tiene un gran encanto, con un color azul precioso y sin nada de oleaje. Tras una breve parada nos dirigimos unos 35 minutos hacia el norte en dirección a Nilaveli Beach, una playa quilométrica y paradisíaca con palmeras por detrás y resorts camuflados a pie de playa. El agua está super tranquila, muy limpia y nos quedamos en el agua durante un buen rato de la tarde. Aprovechamos también para informarnos sobre como llegar a Pigeon Island, una pequeña isla que se encuentra a 10 minutos en barco desde esta playa y es uno de los mejores lugares para hacer snorkel en el país. Nos guardamos el plan para hacerlo mañana por la mañana.

Ya con el sol cayendo ponemos rumbo a Uppuveli Beach, una zona con mucho ambiente y variedad de restaurantes a pie de playa. Tras dar un paseo por la playa aprovechando los últimos rayos de sol del día, nos sentamos en uno de estos bares para tomar algo relajadamente y posteriormente cenar para cerrar un variado día con visita cultural y relax posterior en la playa.

Playa de Nilavelli
Playa de Nilaveli (Norte de Trincomalee)

DIA 4: PIGEON ISLAND Y PARQUE NACIONAL KAUDULLA

El cuarto día de viaje a Sri Lanka lo dedicaremos a disfrutar de la observación de animales salvajes en su hábitat natural (que es donde deberían estar siempre). Con la información recabada el día anterior, nos presentamos a las 8.00h en punto a la ubicación donde se puede adquirir la entrada para acceder a Pigeon Island. Tras los lentos trámites para adquirirla ponemos rumbo a la isla en una pequeña embarcación a motor que luego nos devolverá a tierra a la hora que acordemos.

El viaje hasta Pigeon Island es corto y al llegar hay muy poca gente. Nos pasamos prácticamente dos horas haciendo snorkel y podemos ver un gran número de peces de colores, coral (salvo un par de zonas protegidas e inaccesibles), una tortuga y hasta un pequeño tiburón. A medida que las horas avanzan se va llenando de gente y la isla pierde un poco el encanto así que si quieres ir te recomiendo hacerlo a primerísima hora ya que sino puede que no lo disfrutes.

Regresando de la isla hacemos una parada en Trincomalee para visitar rápidamente un pequeño templo hindú (Shri Badrakali Amman) con una decoración interior llena de figuras y colores super bonitos y comprar algo para comer durante el camino ya que tenemos cerca de 2 horas hasta llegar al Parque Nacional de Kaudulla, el mejor parque para ver manadas de elefantes en libertad en el país junto con el de Minneriya. Ambos parques estan el uno al lado del otro y comparten la población de elefantes asi que tendrás opción de verlos en ambos parques.

Pigeon Island Sri Lanka
Playa de Pigeon Island

Entramos al parque a las 14:00h de la tarde y en las primeras dos horas vimos muy pocos elefantes, hasta el conductor nos comentó que no era habitual y que podía ser por las altas temperaturas, que estaban siendo más calurosas de lo habitual en esta época. Por suerte, a medida que pasa el tiempo podemos ver bastantes elefantes, tanto en solitario como en manadas de 15-20 elefantes que pasan realmente cerca del coche. Sobre las 17:30h nos dirigimos a la salida no sin antes poder ver un cocodrilo en una laguna cercana a la entrada. Importante: llevad agua y una gorra/sombrero para protegeros del sol porqué el coche es abierto por arriba y sino se puede llegar a pasar mal.

De camino hacia Polonnaruwa, nuestro siguiente destino, paramos en Giritale para observar una dagoba y una gran estatua de un Buda justo al lado del río. Llegados al hotel en Polonnaruwa, el anfitrión os recomienda un sitio para cenar super local que se llama Priyamali Gedara. Es tan local que antes de cenar nos enseñan la cocina y como estan preparando la comida además de dejarnos probar unas bolas de pescado y un roti de coco recién hecho, todo delicioso. No es un restaurante al uso, como hemos podido comprobar, y tampoco hay carta para pedir. Ellos te sirven mil y un platos de diferentes curris y varios tipos de arroz y tu te sirves a tu gusto a lo buffet y para terminar lo cierran con algunos postres locales. La experiencia fue increible y la recomendamos a todo aquel que pase por esta ciudad.

Parque Nacional Kaudulla
Elefantes en el Parque Nacional de Kaudulla

DIA 5: POLONNARUWA

Partimos hacia las ruinas y templos de Polonnaruwa y realizamos la ruta de sur a norte. Existen cuatro zonas separadas en la ruta y nosotros las recorrimos en el siguiente orden y visitamos lo siguiente:

Vatadage Polonnaruwa
Vatadage
  • Grupo del Parque de la Isla: Una pequeña degustación de lo que se viene. Museo, Baños reales, Palacio Nissanka Malla, Cámara del Consejo Real
  • Grupo del Palacio Real: Palacio real (los restos de la fachada son impresionantes), Estanque de Baño, Salón de Audiencias.
  • Cuadrángulo: de por si solo ya merecería una visita a Polonnaruwa. Vatadage (la estrella del recinto), Thuparama Gedige, Latha Mandapaya, Atadage, Hatadage, Gal Pots y Satmahal Prasada. De camino hacia el Grupo Norte merece la pena parar en Shiva Devale nº1 y Shiva Devale nº2.
  • Grupo Norte: La zona estrella de Polonnaruwa. Rankot Vihara (impresionante dagoba de tejas), Lankatilaka, Kiri Vihara, Buddha Seema Prasada y Gal Vihara, las más famosas estatuas de Buddha de todo el país. Saliendo ya de la zona antigua y tirando más al norte también hacemos parada en Casa de la Imagen Tivanka que también recomendamos mucho ir a ver.
Lankatilaka Image House Sri Lanka
Lankatilaka Image House en Polonnaruwa

Tras prácticamente 4 horas de visita y pasar por el taller para arreglar un desperfecto en el Tuk Tuk, ponemos rumbo a Kandy, la primera de las ciudades de las tierras altas que visitaremos. Antes de llegar a Kandy paramos en Aluvihare para visitar un pequeño templo muy acogedor. Llegamos a Kandy con bastante cansancio acumulado asi que tras la ducha de rigor, cenamos en Hideout Lounge, un local muy chulo a la par que turístico.

DIA 6: KANDY

Sexto día de viaje a Sri Lanka y dejamos por primera vez el Tuk Tuk aparcado del todo para recorrer toda la ciudad de Kandy a pie. Empezamos el día con un paseo por el lago que nos lleva hasta el Templo del Diente de Buddha, el atractivo principal de la ciudad. La visita resulta caótica porque justo coincidimos que es la hora donde se abre la puerta para ver el relicario donde se guarda el diente, y la devoción de los locales es desbordante. Su importancia religiosa es mucho mayor que la belleza real del templo pero merece la pena verlo.

Templo del Diente de Buda Sri Lanka
Templo del Diente de Buda

Tras un breve paseo por el Museo del Budismo damos una vuelta por los alrededores del templo. Aquí podemos visitar 3 o 4 pequeños templos más (Vishnu Devale, Natha Devale, Pattini Devale, y Kataragama Devale) e incluso una iglesia, St. Paul’s Church, de construcción británica. Comemos en Balaji Dosai, un local muy típico de crepes tracidionales, con muy pocos turistas donde se come con las manos. Una experiencia recomendable.

Por la tarde y después de dar una vuelta por las dos o tres calles principales del centro iniciamos la subida a Sri Maha Bodhi Viharaya, un majestuoso Buda blanco ubicado en la parte alta de la montaña. Se puede subir hasta los hombros de la estatua a través de una escalera en la parte trasera desde donde se ven unas bonitas vistas de la ciudad.

Arthur's Seat
Vistas de Kandy desde Arthur’s Seat

De camino a la última visita del día hacemos una parada en el Mercado Central. Es un lugar muy auténtico y es donde los locales realizan sus compras diarias. Ahora si, ponemos rumbo hacia Arthur’s Seat ya con el sol cayendo. Este lugar es un mirador con una de las mejores vistas de la ciudad, con el lago y el Templo de Buda. La cena de hoy es en Slightly Chilled, un local con música en directo en lo alto de un edificio que parece abandonado de primeras.

DIA 7-8: NUWARA ELIYA

DIA 7: RUTA KANDY – NUWARA ELIYA: Sri Lankathilake Rajamaha Viharaya, Ambulawawa Tower, Debatura Ella Falls, Ramboda Falls, Blue Field Tea Factory

El séptimo día de viaje a Sri Lanka es de Tuk Tuk hasta Nuwara Eliya. Por el camino aprovecharemos para hacer unas cuantas visitas. La primera es Sri Lankathilake Rajamaha Viharaya, un templo blanco en un pequeño pueblo. Continuamos hacia Ambulawawa Tower, desde donde se aprecian unas vistas aéreas de la zona increíbles. Eso si, el camino de subida a la torre en Tuk Tuk es complicado y la propia ascensión a pie a la misma no es apta para gente con vértigo. Nosotros no subimos hasta el último piso por la impresión que nos daba y por lo estrecha y abarrotada de gente que estaba la escalera. De las medidas de (in)seguridad ya ni hablamos.

Ambuluwawa Tower Sri Lanka
Vistas desde Ambuluwawa Tower

La siguiente parada es obligada… el Tuk Tuk tiene problemas con el freno y con las cuestas que hay mejor pasar por el taller. Una hora después ya estamos en ruta con el freno nuevo. Nos dirigimos ahora hacia dos cascadas: Debatura Ella Falls (pequeñitas que se ven desde la carretera) y Ramboda Falls. Para llegar a estas últimas se debe entrar y cruzar un hotel abonando una pequeña tarifa.

El camino hasta Nuwara Eliya está lleno de campos de té y como aun es de día hacemos una parada en Blue Field Tea Factory donde nos hacen un breve circuito de 20 minutos por la fábrica y una degustación de te. Aun así, a esa hora no estan trabajando y solo vemos las máquinas paradas. Ahora si, ponemos rumbo al hotel en Nuwara Eliya y tras cenar en un restaurante local vamos a dormir temprano que mañana toca madrugar.

DIA 9: NUWARA ELIYA Y ALREDEDORES: Horton Plains, Bumburella Waterfalls, Pedro Tea Estate, Lover’s Leap, Centro de Nuwara Eliya, Gregory Lake, Victoria Lake, Post Office
Horton Plains Wolrd's End
Wolrd’s End en Horton Plains

Son las 4:45h y ya estamos de pie para salir a las 5:00h hacia Horton Plains. En este paraje natural se puede hacer una ruta circular de 9,5 kms en total en la que paseas por naturaleza y cruzas un par de acantilados con unas vistas increíbles (World’ End y Little World’s End). En 3:00h se puede hacer yendo a buen ritmo. Eso si, prepárate si conduces tu, entre la subida y el estado de la carretera es probablemente el peor y más complicado tramo que hemos hecho en toda la ruda.

Al salir nos dirigimos a Bumburella Waterfalls: una hermosa cascada con una esplanada de césped delante donde prácticamente solo hay locales y a la que se llega tras una caminata de 1’5 kms. De vuelta a Nuwara Eliya decidimos probar suerte de nuevo parando en otra Tea Factory, en este caso Pedro Tea Estate, para ver si podemos ver las máquinas en funcionamiento. Mala suerte otra vez… no hay actividad, así que decidimos acercarnos a Lover’s Leap Waterfall (muy cerca de la Pedro Tea).

Antes de que se ponga el sol damos una vuelta por el centro de Nuwara Eliya: Gregory Lake (de paso con el Tuk Tuk), Victoria Park (muy arreglado, podría ser un parque de Londres) y la Post Office (de marcada influencia colonial). Hoy es el aniversario de Alex así que para cenar lo celebraremos en el Grand India, un buen restaurante de la ciudad.

Bumburella Waterfall Sri Lanka
Bumburella Waterfalls

DIA 9-10: ELLA

DIA 9: RUTA NUWARA ELIYA – ELLA: Recorrido en tren, Nine Arches Bridge y clases de cocina

En nuestro noveno día de viaje a Sri Lanka haremos el único tramo sin Tuk Tuk de todo el viaje. Al alquilarlo ya pactamos que nos lo recogieran en la estación de Nanu Oya (a 6 kms de Nuwara Eliya) y lo recogiéramos de nuevo en Ella. La ruta en tren entre estas dos poblaciones es una de las más bonitas del mundo y no nos las queremos perder. Con una hora de retraso el tren arranca a las 10:30h. La experiencia de viajar en el tren y las vistas de todo el recorrido merecen mucho la pena.

Nine Arches Bridge
Vistas del Nine Arches Bridge

Al llegar ya vemos que Ella es un pueblo muy preparado para el turista con restaurantes y tiendas, nada que ver con la primera parte del viaje. Tras comer en Café Chill y dejar las mochilas en el hotel, decidimos ir a ver el famosísimo Nine Arch Bridge: un puente de piedra con nueve arcos, imagen icónica del país. Se puede pasear por las vías y ver el puente desde bastantes perspectivas, todas ellas de gran belleza. Incluso vimos pasar un par de trenes durante el rato que estuvimos allí.

Para cerrar un dia de lo más completo nos dirigimos a Matey Hut para realizar unas clases de cocina típica local que incluye: coconut roti, arroz y 6 tipos de curry distintos, y la masa de un postre. La verdad es que todo está delicioso y cerramos las clases comiendo todo lo cocinado.

DIA 10: ELLA: Little Adam’s Peack, Uva Hapewette Tea Factory, Ravana Falls, Secret Waterfalls, Ravana Cave&Temple, Mahamevnawa Buddhist Monastery, centro de Ella.

Día dedicado a de explorar los alrededores de Ella. Empezamos con el Little Adam’s Peak: una excursión bastante sencilla que en una hora la tenemos y des de la qual se pueden tener buenas vistas de la Ella Rock, que queda justo delante. Seguidamente vamos a hacer un último intento para ver una fábrica de té a pleno rendimiento: Uva Halpewatte Tea Factory. Esta vez sí estuvimos de suerte y el tour por la fábrica fue muy completo y explicativo, con degustación final.

Ella Rock desde Little Adam's Peak Sri Lanka
Vistas de la Ella Rock desde Little Adam’s Peak

Por la tarde cambiamos totalmente de estilo y decidimos acercarnos a dos cascadas. Las Ravana Falls: a pie de carretera y con mucha gente local bañándose y algunos hasta con jabón… curioso de ver. Las segundas las Secret Falls, también a pie de carretera a la que accedemos por un estrecho camino de bajada. Hay varios saltos de agua y en cada uno nos encontramos a unos pocos locales. Nos quedamos con una familia cuyos hijos adolescentes nos dan un buen rato de conversación en la que aprendemos más del país y de su sistema escolar.

Ya de vuelta hacia el centro de Ella paramos en la Ravana Cave & Temple. Hay que subir muchos escalones para llegar a una cueva que no vale la pena la verdad, y el templo que hay justo al pie de los escalones tampoco. Lo último que visitaremos hoy antes del anochecer es el Mahamevnawa Buddhist Monastery. Es un templo que se empezó a construir en 2010 y se espera que se acabe de terminar en 2024. Ya es bonito ahora, cuando esté terminado será espectacular y un punto obligado de visita en Ella. Terminamos cenando en The Barn by Starbeans, otro restaurante para turistas de los muchos que hay en la zona.

DIA 11: HAPUTALE – TISSAMAHARAMA

Haputale, Lipton’s Seat, Diyaluma Waterfalls, Wellawaya, Buduruwagala Rock, llegada a Tissamaharama

El objetivo del onceavo día de viaje a Sri Lanka es llegar a Tissamaharama, al sur de la isla. Ponemos rumbo a Haputale pasando antes por Dowa Temple: un pequeño templo con una cueva, unas pinturas super bien conservadas y un Buddha de 4 metros picado en piedra sobre la pared. Haputale es un pueblo en la cordillera entre dos montañas, muy caótico y muy local. Desde aquí iniciaremos el ascenso hasta el Lipton’s Seat. Se puede hacer andando por un camino de subida de 8 kilómetros pero esta vez optamos por llegar hasta arriba con el Tuk Tuk.

Lipton Seat Tea
Campos de te en ruta hacia Litpon’s Seat

En esta ocasión hemos contratado en un hostal de Haputale a un conductor que nos lleve hasta arriba ya que nos han dicho que el camino es complicado y nos vendrá bien para disfrutar de las preciosas vistas sin preocuparnos de la conducción. Al llegar solo hay niebla pero tras 10 minutos de espera se esclareció el cielo y pudimos apreciar las brutales vistas que hay desde aquí de toda la zona.

Seguimos nuestra ruta desde Haputale y hacemos una breve parada en Diyaluma Waterfalls, en la que hay algún local y ningún turista, no parece que esta zona sea demasiado visitada. Continuamos nuestro camino y paramos a comer en Wellawaya, un pueblo grande.

En nuestra ruta hasta Tissamaharama aun nos queda una parada por hacer: Buduruwagala Rock. Es una roca enorme la cual contiene 7 budas tallados, el central de unos 16 metros de altura. Visitarlo ya por la tarde y con apenas un par más de turistas fue un acierto. El lugar es muy tranquilo y transmite mucha paz. A cambio de una propina un guía local nos cuenta la historia del lugar y del budismo en una enriquecedora clase de historia.

Buduruwagala Raja Maha Viharaya Sri Lanka
Buduruwagala Raja Maha Viharaya

Poco más podemos hacer que poner rumbo a Tissamaharama y comer en, probablemente, el restaurante más sabroso do el viaje: Chef Lady. El Kottu que preparan aquí es lo más delicioso que hemos probado en Sri Lanka.

DIA 12: PARQUE NACIONAL YALA

Parque Nacional Yala, Tissamaharama Dagoba, Yatala Wehera

Día doce de viaje a Sri Lanka y toca madrugar. A las 5:00h nos recoge un 4×4 para poder hacer el safari por el Parque Nacional de Yala. A las 6:00h llegamos a la entrada y accedemos al interior. En el interior del parque estamos algo más de 5 horas y en este tiempo podemos avistar prácticamente a todos los animales que habitan el parque: pavos reales, conejos, jabalís, un gran número de aves incluyendo un halcón, un par de elefantes, muchísimos búfalos, cocodrilos, ciervos y también muchos monos (de cara negra y de cara roja). Nos faltaron ver solo dos animales, los más difíciles y buscados, el oso y el famoso leopardo. Una pena pero la naturaleza es así.

Bufalos de agua en Parque Nacional Yala
Búfalos de agua en el Parque Nacional Yala

Sobre las 12:30h llegamos al hotel y nos relajamos en la piscina prácticamente durante una hora en la que charlamos otro grupo de huéspedes que han hecho lo mismo que nosotros. Tras comer hacemos un par de paradas en dos dagobas. La primera es Tissamaharama Dagoba, muy grande y de color blanco al lado de un río lleno de locales bañándose. La segunda Yatala Wehera (la vemos por fuera) con un estanque lleno de flores de loto alrededor. Sin más visitas en el horizonte ponemos rumbo al hotel que tenemos cerca de Tangalle, en medio literalmente de la nada y a pie de playa, un lugar muy tranquilo y perfecto para desconectar.

DIA 13: PLAYAS ENTRE TANGALLE Y MIRISSA

Ruta de Playas entre Tangalle y Mirissa, Dondra, Coconut Hill Mirissa

Los próximos dos días de viaje por Sri Lanka son un poco más de relax. Recorreremos las playas entre Tangalle y Galle en dos etapas. La primera, de hoy, con parada en Mirissa. Hay pocos quilómetros de una a otra playa asi que nos da tiempo de ver y disfrutar de unas cuantas. A continuación detallamos las playas por las que pasamos, en algunas nos quedamos y os bañamos, otras fueron más de paso:

Playa Marakolliya
Playa Marakolliya
  • Playa Marakolliya: Playa totalmente virgen sin gente ni hoteles cerca (uno en construcción). Ideal si quieres estar completamente solo aunque con olas realmente muy grandes.
  • Playa Madaketiya: Muy cerca de Tangalle, situada junto a una calle con bastantes restaurantes que dan directamente en la arena. Super agradable i tranquila pero con algo de oleaje.
  • Goyambokka Beach: Pequeña cala muy bonita super apta para el baño. Con aguas cristalinas y arena fina, está rodeada de exuberante vegetación tropical.
  • Nilwella Beach: Mini islita conectada a tierra por un pequeño tramo de arena con playa a ambos lados. En ocasiones con el oleaje alto el agua pasa cruza la arena de un lado a otro. Muy limpia y calmada, apta para el baño, con arena más gruesa que en las demás.
  • Hiriketiya Beach: Cala con muhco ambiente y restaurantes y con opción a realizar clases de surf. Comemos en La Playa, un restaurante muy mono con piscina y sofás para relajarse.
  • Talalla Beach: La última playa que visitamos hoy, muy virgen, sin restaurantes ni hoteles, otra para estar solos en el paraíso.
Playa Madaketiya Sri Lanka
Playa Madaketiya

Continuamos la ruta hacia Dondra, donde haremos una breve parada para visitar el Templo Tenavaram, bastante grande y sin ningún turista. No nos gustó nada que tienen un elefante encadenado dentro del recinto, no sabemos muy bien con qué objetivo pero nos pareció fatal.

Se está poniendo el sol pero por suerte llegamos a tiempo para ver la puesta desde Coconut Tree Hill, el mejor lugar para ver la puesta de sol en Mirissa. Aquí disfrutamos de una de las mejores puestas de sol de Sri Lanka sin duda. Antes de cenar aun tenemos tiempo de darnos un super masaje en un centro de Mirissa en el cual terminamos bañados en aceite. Para cerrar el día nos vamos a cenar en un restaurante en la misma arena de la playa de Mirissa el cual escoges el pescado en directo y te lo hacen en la barbacoa, ¡delicioso! No se me ocurre mejor forma de cerrar el decimotercer día de viaje por Sri Lanka.

Coconut Tree Hill Mirissa
Puesta de sol desde Coconut Tree Hill en Mirissa

DIA 14: PLAYAS ENTRE MIRISSA Y GALLE

Ruta de Playas entre Mirissa y Galle, Fuerte de Galle de noche

En el segundo día de playas recorreremos el tramo entre Mirissa y Galle. La comodidad de tener nuestro propio vehículo y parar donde queremos es un plus en el viaje. Las playas que vemos en ruta son:

  • Mirissa Beach: Sacamos la cabeza por la playa donde cenamos la noche anterior, típica playa de ciudad pequeña, agradable y con ambiente.
  • Secret Beach Mirissa: Pequeña cala con tumbonas y mezcla de locales y turistas. Buena para bañarse y relajarse un buen rato.
  • Welligama Beach: Playa muy larga y con mucha gente practicando surf. Ideal para aprender si eres primerizo. Hay playas mejores para el baño.
  • Midigama Beach: Playa virgen, sorprendentemente sucia en sus alrededores. No tiene un gran atractivo por la dejadez en la que se encuentra.
  • Ahangama Beach: Playa grande con algun resort con salida a la misma. El agua está muy limpia y nos damos un chapuzón.
Ahangama Beach Sri Lanka
Ahangama Beach

En las dos playas siguientes solo paramos un momento para verlas ya que estan a reventar de locales y tienen una característica común. Por la ubicación de las rocas se forman piscinas sin oleaje y esto gusta mucho a los locales que se reúnen y bañan en este tipo de playas. Sus nombres son Koggala Beach y Talpe Beach.

Llegamos a la hora de comer a Unawatuna: un pueblo turístico con muchos restaurantes y tiendecitas, con una gran playa super buena y tranquila para el baño, sin apenas oleaje. Comemos en un restaurante de la playa y pasamos la tarde en una tumbona leyendo tranquilamente. Nos hemos tomado esta tarde de relax que también nos apetece.

Antes del anochecer retrocedemos unos pocos quilómetros para ir a Dalawella Beach. Desde aquí contemplamos una de las puestas de sol más originales que hemos visto nunca, desde dentro del agua y rodeados de grandes tortugas que nadan en libertad en esta playa. Por la mañana llegan a la orilla y tras la puesta de sol se van mar adentro, y así cada día.

Tortugas en Dalawella Beach
Tortuga en la playa de Dalawella Beach

Ya de noche, damos una última vuelta por la calle principal de Unawatuna y ponemos rumbo a Galle. Tras pasar por el hotel nos acercamos al fuerte de Galle para cenar en Imals Restaurant: un restaurante local delicioso el cual nos dejan pasar a la cocina para ver como elaboran el Kottu. Un gran cierre del día catorce de nuestro viaje por Sri Lanka.

DIA 15: GALLE Y RUTA HASTA COLOMBO

El penúltimo día de viaje a Sri Lanka está dedicado principalmente a visitar la fortaleza de Galle. Damos la vuelta entera a toda la fortaleza y también paseamos por los callejones interiores para hacerla lo más completa posible. En total el recorrido se puede hacer con calma en 3 horas.

Faro en el Fuerte de Galle
Faro en el Fuerte de Galle

Tras un baño en el hotel para quitarnos el calor y la humedad de encima, ponemos rumbo a Colombo, un camino de más de 3 horas durante el cual haremos un par de paradas. La primera parada es en Hikkaduwa Beach, una playa tranquila sin oleaje donde aprovechamos para comer en un bar con salida a la playa.

La última parada la hacemos en el Tsunami Photo Museum, dónde nos hacen una explicación de como afectó el Tsunamí del Oceano Índico en 2004 en las costas de Sri Lanka. Parada más que recomendada para comprender lo que supuso para el país esa desgracia. También hay una estatua preciosa de Buda que mira hacia el mar en conmemoración a la catástrofe. Tras unas 2 horas de ruta, llegamos a Colombo para cenar e irnos a dormir. De camino pasamos por la Lotus Tower: una enorme torre de telecomunicaciones de 350 metros de altura que se ilumina y va cambiando de color y a la que se puede subir a la parte de arriba, e incluso comer en un restaurante.

Tsunami Honganji Viharaya Sri Lanka
Estatua de Buddha en recuerdo a las víctimas del tsunami

DIA 16: COLOMBO

Último día de viaje a Sri Lanka y tenemos aproximadamente hasta las 14:30h para visitar Colombo antes de iniciar el camino de regreso a casa. Hacemos una visita de los puntos que segú hemos visto parecen los principales y más interesantes de la ciudad que son los siguientes:

Pettah Colombo Sri Lanka
Barrio de Pettah en Colombo

Salón de la Independencia, Parque Viharamahadevi, Templo Gangaramaya y, sin duda la zona más auténtica de Colombo: Pettah y su mercado mega caótico. Hay mercados de todo, ropa, comida, electrónica… todo sumido en el caos absoluto y muchisima gente. En esta zona también se encuentra la Mezquita Jami Ul-Alfar, de colores rojo y blanco, muy bonita en su parte exterior. Lo último que visitamos es el Dutch Hospital, un antiguo hospital que ahora lo ocupan restaurantes y algunas tiendas.

Ahora si, debemos poner fin a nuestro viaje a Sri Lanka recogiendo las mochilas en el hotel y poniendo rumbo a Negombo para partir hacia casa. 1.822 quilómetros en Tuk Tuk y unos poco más en tren, un viaje que no olvidaremos. Un destino que nos ha sorprendido para muy bien y nos ha llenado el corazón de buena gente y grandes experiencias.

Tuk Tuk Sri Lanka
¡Nos vemos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio